Buscar
  • Julio Contreras

Cuatro Metas Indispensables en la Instrucción de tus Hijos



La Biblia es clara cuando nos señala que debemos instruir al niño en su camino, de manera que “aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. Esta idea tiene poco que ver con instrucción académica –aunque ésta es sumamente importante– y se refiere más bien a la formación de tu hijo para la vida. Somos los padres los responsables finales de instruir a los hijos; por eso, aunque instruirles puede ser parcialmente compartido con maestros, abuelos, y otros alumnos capaces de contribuir a la formación sana de la personalidad de nuestro hijo, no debe nunca ser delegado por completo. Considéralo, si realmente quieres hacer una diferencia en la vida de tu hijo o hija, no abdiques en otros la tarea de instruirles para la vida. Entonces, instrúyeles (enséñales, entrénalos, prepáralos, capacítalos, fórmalos).


La instrucción de los padres a los hijos constituye el último y probablemente el más importante de los pilares que forman la base para la buena crianza de ellos. Hasta ahora, hemos echado un vistazo a tres de ellos –la disciplina, el amor y la paciencia– y es momento de que entendamos cuáles son los principios básicos para dar instrucción a nuestros hijos.


He aquí cuatro áreas indispensables en la instrucción de tus hijos:


1. Enséñales a pensar. Así es, ayúdales a ordenar sus pensamientos de manera lineal pero manteniendo el panorama completo de su análisis al realizar sus razonamientos. En 1 Pedro la Biblia le llama a esto “ceñir los lomos del entendimiento”, una expresión muy cultural entre el pueblo judío y muy útil para nosotros. Si tus chicos aprenden a razonar su mundo desde la perspectiva bíblica se ahorrarán un sin fin de dolores de cabeza en la toma de sus decisiones a lo largo de la vida. No hay nada más cristiano que pensar.


2. Enséñales valores y límites. La mejor manera para hacerlo es enseñarles los principios que Dios plantea para vivir vidas plenas. La Biblia completa contiene muchísima información al respecto, pero si quieres iniciar por un libro simple escoge el libro de Proverbios. Su autor –el rey Salomón– lo escribió, precisamente, para comunicar a sus hijos la sabiduría para la vida que Dios le concedió de manera milagrosa. Allí hallarás los valores más importantes y relevantes para ti y tus hijos –eternos, transculturales, atemporales– y la manera práctica y razonada para aplicarlos.


3. Enséñales a conectar sus acciones con las consecuencias que tales acciones traerán. Esta es, probablemente, la mejor definición de una mente madura. Es también, sin lugar a dudas, el mayor problema de los adolescentes de todas las épocas… y el de muchos adultos que nunca fueron enseñados apropiadamente. Si un niño aprende que cada acción tiene consecuencias, al ser adulto, tendrá más cuidado de endeudarse, escoger sus amistades, elegir a su pareja para la vida o tomar decisiones imprudentes.


4. Enséñales a reconocer sus errores y a enmendarlos. Para los adultos, lo único peor a no conectar acciones y consecuencias es conectar sus fracasos a las decisiones tomadas pero no tener la humildad de reconocer sus errores y enmendarlos. En el proceso de la vida tus hijos cometerán muchos errores, les ahorrarás una enorme cantidad de dolor si les instruyes –y les das el ejemplo– sobre cómo reparar tales errores.


Recuerda: la responsabilidad central de nosotros los padres es preparar a nuestros hijos para la vida. Esa es, probablemente, la mejor definición para la palabra “crianza”. Algún día no estaremos presentes en sus realidades cotidianas y ellos tendrán que tomar las decisiones que los harán terminar bien… o que les causarán el dolor y sufrimiento que nosotros quisiéramos evitarles. Por eso, esfuérzate a desarrollarlos con disciplina, amor, paciencia e instrucción.




Julio Contreras

Julio y Patty Contreras se casaron en 1986 y han estado trabajando, desde entonces, en la formación de una preciosa familia. Por años han hablado a miles de personas que desean conectar con Dios y lo que la Biblia dice. Sus ponencias incluyen una desafiante combinación de verdades, experiencias y buen humor.

Julio es comunicador, consejero y pastor y Patty es la Directora de una Escuela Bicultural en El Salvador.


Escucha más de Julio Contreras en la conferencia: Cómo Desarrollar Hijos de Éxito.

Miércoles 2, 9 y 16 de Octubre 7:00 PM Hotel Sheraton Presidente




© 2019 Conexión Vida Nueva